Patrono del Arma de Comunicaciones

SUBTENIENTE JOSÉ OLAYA BALANDRA

Pescador, mártir de la independencia peruana. Nació en Chorrillos hacia 1782. Era hijo de José Apolinario Olaya y Melchora Balandra.

Después de derrotado el Ejército Libertador, en las batallas de Torata Moquegua en 1823, Lima fue ocupada por los realistas, debiendo el Congreso y Sucre refugiarse en los castillos del Real Felipe. Durante el refugio de los patriotas Olaya, fue el encargado de llevar la correspondencia secretamente entre los patriotas limeños y los oficiales del ejército sitiados en la fortaleza.

En uno de los frecuentes viajes, el 27 de junio de 1823, el pescador Olaya fue apresado y luego sometido a torturas para que revelara los nombres de los patriotas comprometidos en la lucha, pero Olaya se negó heroicamente a pronunciar nombre alguno. Se le arrancaron las uñas y se le colgó de los pulgares; al día siguiente le presentaron a doña Antonia Zumaeta de Riquero, para interrogarle si la conocía pues se le creía vinculado a ella. El momento era supremo; se ofrecía a Olaya el perdón, a pesar de estar condenado a muerte, si quebrantaba su propósito de no declarar lo que sabía.

Vanos fueron los halagos y vanas fueron también las intimidaciones; el patriota Olaya respondió enérgicamente que no conocía a doña Antonia y que sería perder el tiempo esperar que él dijera el nombre de la persona a quien había entregado las comunicaciones, porque no lo haría jamás y agregó: “Si mil vidas tuviese gustoso las daría antes de traicionar a mi Patria”.

En vista de esto se le sentenció a la pena de fusilamiento, la cual se cumplió a las 11 de la mañana del 29 de junio de 1823, en el llamado callejón de Petateros, actualmente pasaje Olaya, situado a un costado de la Plaza de Armas de Lima.

Debido a su fecunda labor desplegada en pro de la independencia nacional, José Olaya Balandra fue designado como Patrono del Arma de Comunicaciones del Ejército del Perú por Orden general del Ejército N° 23 del 13 de julio de 1960.